Acompañamiento Terapéutico

Acompañar es estar con el otro, compartir, pero no como una relación de igualdad, ni de amistad, sino que hay una estrategia dirigida a una cura.

¿Qué es el Acompañamiento Terapéutico?

Es un recurso, que prestamos en Madrid, dedicado a la asistencia de pacientes con problemas de salud mental, en situaciones de crisis o emergencias. Es una técnica terapéutica complementaria, que se utiliza para la contención de pacientes descompensados, en un marco de prevención, atención y re-socialización.

 

El acompañante terapéutico se inserta en la vida cotidiana del enfermo, ya sea en su domicilio, la institución en la que se halle internado, o en forma ambulatoria. Trabaja en un nivel vivencial, no interpretativo, dentro de un equipo interdisciplinario y siguiendo las consignas del terapeuta (psicólogo o psiquiatra) responsable del caso.

 

Permite esquemas de asistencia que permiten evitar el internamiento institucional, en los casos que resulte pertinente, acortando los tiempos de residencia en la clínica o el hospital psiquiátrico, que suele traer consecuencias negativas para el paciente. Al ser un dispositivo flexible, el AT es un recurso que fortalece y complementa en la vida cotidiana los abordajes institucionales, favoreciendo la continuidad entre esas distintas etapas, para tratar de evitar recaídas en los momentos de especial fragilidad psíquica.

 

En algunos casos, también permite contener y asistir al grupo familiar que suele estar atravesando una situación crítica o padecer los efectos de cuadros clínicos que implican un deterioro crónico del paciente.

 

Funciones del Acompañamiento Terapéutico

El Acompañamiento Terapéutico constituye un rol de múltiples funciones: compartir, escuchar, observar, ayudar a hacer cosas, frenar impulsos, contener, estimular y fundamentalmente una función de maternaje. Así, el acompañante debe escuchar al paciente y tener un excelente diálogo con él, pero nunca interpretarlo.

 

Implica un acto terapéutico en el espacio y el tiempo cotidiano del paciente; en función de esto, trabaja para facilitar el lazo social,  incentivar la inserción educativa, laboral y recreativa. Es un elemento privilegiado para evitar la estigmatización social, la segregación y la cronificación.

 

Objetivos del Acompañamiento Terapéutico

  • Facilitar la contención del paciente psiquiátrico y su  familia en situaciones de crisis y emergencias clínicas.
  • Otorgar una atención permanente y el seguimiento más personalizado de la evolución del paciente, siendo una herramienta especialmente apta para el trabajo interdisciplinario.
  • Favorecer la inserción social del usuario.
  • Permitir sostener los lazos familiares y sociales que resultan convenientes, en función de la indicación médico-psicológica.
  • Propiciar la detección temprana de síntomas ante una posible recaída, disminuyendo los riesgos a través de una adecuada contención.
  • Favorecer la continuidad del tratamiento en curso, o posibilitar el inicio del tratamiento adecuado.
  • Ayudar al usuario en aquellas situaciones en las que muestre o se detecten necesidades.
  • Mantener la información actualizada sobre la evolución del usuario en coordinación con el equipo tratante y con los padres o personas a cargo.
  • Sostener, afianzar y complementar la red de apoyo y contención del usuario.
  • Acompañar al usuario en situaciones nuevas difíciles de realizar o evitadas hasta el momento, y así detectar e intervenir in situ sobre los conflictos, las frustraciones y las respuestas que provocan (miedo, ansiedad, agresividad, bloqueos, inhibición).
  • Estimular la capacidad creativa del usuario ayudándolo en el desarrollo de nuevos recursos para conducirse en su vida cotidiana.
  • Prevenir situaciones de riesgo para el usuario y/o para terceros.

 

Modalidades de Intervención

1) Atención en urgencias y emergencias clínicas: el equipo de AT interviene ante situaciones de crisis, en el momento agudo. Se organiza un esquema de atención acorde a las características del paciente y su entorno familiar, siempre integrado dentro del plan terapéutico general.

 

2) Internamiento domiciliario: el equipo de AT puede estar presente las 24 horas, ubicándose así entre los recursos que permiten dar un tiempo para la pausa en el momento donde lo impulsivo se precipita, donde parece que el paciente “no puede esperar”, generando una escena cuya crisis excede la capacidad de contención familiar y del entorno habitual.

 

3) Altas hospitalarias: consiste en acompañar al paciente en el retorno al hogar luego de una estancia institucional.

 

4) Continuidad entre las distintas etapas del tratamiento en Salud Mental: Internamiento- Hospital de Día – Tratamiento ambulatorio, las cuales si quedan fragmentadas ocasionan perjuicios tanto para la evolución del paciente como para la familia. 

 

5) Rehabilitación social, educativa y laboral: implican un proceso de asistencia que en ocasiones requiere de un acompañamiento personalizado que oriente este momento.

 

6) Ausencias del terapeuta: sostén del paciente ante ausencias del terapeuta (por Congresos, vacaciones, etc.).

 

7) Otros: traslados, administración de la medicación, etc.

 

¿Quién puede pedir Acompañamiento Terapéutico?

El Acompañamiento Terapéutico puede ser indicado por un  psicólogo, psiquiatra o trabajador social, quienes plantean las coordenadas para organizar la estrategia de esta función. Cuando es solicitado directamente por la familia de un paciente, nuestro  equipo elabora el esquema de trabajo más conveniente.  En estos casos, si no cuenta con un profesional a cargo, se evalúa la pertinencia de indicación de una asistencia terapéutica específica.

 

El terapeuta, además de indicar el Acompañamiento Terapéutico, será el encargado de establecer las consignas: horarios, tipos de salidas, permisos, restricciones, riesgos, urgencias, hacia donde apunta el acompañamiento, cuál es su objetivo y el número de acompañantes terapéuticos, entre otras cosas. Mediante el trabajo en equipo, Psico-Acción ofrece la coordinación y supervisión de la tarea específica del/los acompañantes, para facilitar la tarea del profesional o la institución que indica este recurso.

 

¿Qué Ofrecemos?

El equipo realiza una propuesta específica del esquema de AT más conveniente, a partir de evaluar la particularidad de la situación del paciente y su familia. Dicha propuesta se establece bajo las coordenadas planteadas por el profesional que lo indica (psiquiatra, psicólogo, cuando el paciente cuenta con dichos tratamientos).

 

Si el AT es solicitado directamente por la familia y el paciente no cuenta en ese momento con un terapeuta a cargo, ofrecemos nuestra red de asistencia psiquiátrica y psicoterapéutica, en función de la evaluación de las necesidades del caso.

 

Psico-Acción se ocupa de la supervisión técnica de los acompañantes, la coordinación en sus aspectos administrativos y en la organización cotidiana de actividades (horarios, frecuencia, rotación de turnos, cobro de honorarios) y su articulación con el terapeuta o el equipo institucional a cargo del paciente para realizar un trabajo integrado; así como la realización de informes dirigido a dicho terapeuta o al equipo institucional.

 

Cómo Consultar

La familia o el profesional a cargo se comunica con la Coordinación de nuestro Equipo, para determinar la posibilidad de una entrevista domiciliaria o en consultorio en los casos en que esto sea posible (considerando la urgencia), a fin de especificar la propuesta del dispositivo de AT más pertinente.

 

Al inicio, planteamos las pautas de contratación (honorarios según el esquema de horarios pautado, modalidades de pago), las referencias para la comunicación regular con el equipo y las eventuales suspensiones o cambios de horarios de acompañamiento.

 

Una vez acordado esto, desde la coordinación se le indicarán los datos del/los acompañante/s terapéutico/s para ese paciente, así como las cuestiones a tener en cuenta en el comienzo para hacer más propicio el desarrollo del tratamiento.

 

 

 

Psico-Acción en Redes Sociales

Psico-Acción

 

Coaching

Coaching Ejecutivo

Selección de Personal

Psicoterapia

 

 

Calle Alcalá, 18

28014 Madrid

 

Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita o reunión, le sugerimos llamar al 

+34 691150233

O escribir:

avalentiner@psico-accion.es